Hablamos Con El Kalvo Sobre Lo Nuevo De 1703

Por: Fabián Ávila 

En días anteriores tuve la oportunidad de charlar con El Kalvo sobre Cero Stress, el más reciente proyecto de 1703. En mi opinión un álbum con una línea muy definida tanto en los instrumentales como en cada rapeo. Un estilo crudo que recuerda algunos de los momentos de La Etnnia y ese rap frío que los hizo reconocidos.

 

Diez Cero Uno: Para comenzar me gustaría saber un poco ¿qué es 1703? ¿Cómo se formó la vuelta? ¿Cómo se encontró con Dwel? y de ahí ¿cómo decidieron iniciar el proyecto?

El Kalvo: Pues bueno, 1703 basicamente es El Kalvo y El Tripa, que es Dwel, haciendo rap. Nosotros estábamos en la universidad, en La Tadeo, como ya en el último año. Como a eso del 2014 estudiando diseño gráfico y tal. Nos tocó la última materia juntos. Entonces pues parchamos, nos conocimos y tal. Ya en la calle pues yo ya lo había visto hace muchísimo tiempo.

La vaina también es que yo iba a hacer cosas de la universidad, a parchar allá en la casa del man y pues tenía mucha música en cd, vinilos pasados a cd, muy ásperos, que venían la acapella y los beats. Entonces, pues, estábamos parchando de un momento a otro, y el computador en shuffle, y salía un instrumental. A mi siempre me ha gustado improvisar resto. Entonces yo empezaba a improvisar y el man también comenzaba a improvisar. Y pues pasábamos así días enteros improvisando. Ese fue como el improvise hasta que ya las cosas se pusieron más serias. El man comenzó a escribir. Pues yo siempre había hecho rap. Y si, así creció la vuelta, empezamos a hacer temas. A parchar por ahí también el Suber. Por ahí hicimos un mixtape. O sea, eso fue lo primero que hicimos. Con unas pistas de las que este man tenía por ahí, mezcladas con salsita. Cun un machine por ahí que yo tenía, viejo. Y el man entonces ahí se ensañó y desde ahí comenzó a producir. Y ya, nos montamos en esa y empezamos a darle. En esa época también conocimos a DJ Underadio, empezamos a parchar con el man. Por esa época también como El Kalvo nos presentamos a las audiciones de hip hop al parque en la media torta…

1703 es el número del apartamento donde este man vivía en ese momento y ese siempre ha sido nuestro centro de operaciones. 1703 es un número re poderoso. Además en la simbología, pues para mi, el 1, el 7, el 0 y el 3 son números muy poderosos e importantes. Son como pilares numerologicos.

 

Diez Cero Uno: Según usted ya me había dicho, este es el resultado de tres años de trabajo. Me gustaría saber de manera más detallada, cuál fue el proceso del disco. ¿ En qué momento comienza?¿Cómo comienza? ¿Cómo llegaron al nombre? Me dice que el disco lo hicieron y lo deshicieron algunas veces, lo depuraron…

El Kalvo: Cuando yo hablo masomenos de tres años es que, masomenos, si usted cuenta desde el 2014, que fue cuando nos conocimos con este man, hasta acá, pues,  ha sido un proceso de trabajo muy constante. Esa época fue muy provechosa porque el Dwellas nunca había rapeado. Entonces, pues, era cogerle la forma, el estilo, como aprender a hacerlo ¿si? Yo por mi parte me dediqué mucho a improvisar, a fortalecer la parte del freestyle. Entonces ese fue el tiempo de aprender y de sacar nivel ¿si me entiende? Porque, pues, como le digo, el man estaba camellando con un equipo… con una Drum Machine, después con una Akai, pero más que todo digital. Pero se montó en machine y con esa vuelta si hizo los instrumentales de este disco. Prácticamente fue en febrero. Entonces esos instrumentales fueron hechos con ese machine. De febrero hasta acá le metimos la ficha, nos pusimos las pilas.

Y si, pues cuando digo que depurar, pues, es hacer una canción y decir: “No, puede tener una letra mejor, cambiar la letra”. Luego: “No pues mejor pongamosla sobre este beat”. Luego: “No, mejor no pongamos esta canción en este álbum”. Y digamos que ya llegamos a un sonido que nos gusta como suena, lo que se dice. Entonces pues ese disco es como uno de los picos de evolución, pero no necesariamente la cima de 1703. Después de todo ese tiempo ya sacar un disco producido de cero con una machine así bien firme, con scratches serios, con toda la vuelta seria...

 

Diez Cero Uno: Hablando de eso un poco… No es muy común que los mcs, produzcan sus propios temas, como es el caso de Dwel en 1703. Entonces me gustaría saber ¿cómo es que se maneja esa parte? ¿Cómo se producen las pistas y qué participación tiene usted en esa parte?

El Kalvo: Con respecto a la creación de los temas, pues, siempre es Sebastián dándole a los beats, experimentando ritmos, aprendiendo la vuelta, usando samples. Nosotros trajimos los vinilos de nuestras casas y los pasamos todos al computador pa’ samplear desde la música que teníamos de nuestros ancestros, de nuestros viejos. Dwellas estaba buscando un sonido también cercano a la electrónica porque el man se movía mucho en ese parche. A pesar de que todo el tiempo ha escuchado rap, desde que comenzó a pintar, pues, le gusta es esa farra. Entonces como que también le está metiendo esa honda al rap. Y pues por lo menos en el disco no se nota tanto, pero en el disco que va a sacar el man solo ahorita pronto, sí. Usted se va a dar cuenta.

Mi influencia es diferente, es como más de opinión, de acompañamiento también. Yo ya viví ese proceso una vez en mi vida, con Deja Vu, cuando comenzamos juntos y el man empezó a producir. Es como ese crecimiento de un productor, como trabajar con un productor desde el comienzo. Entonces para mí también fue como un volver a empezar. Porque pues Deja vu, mi primo, que ya es un productor duro de la escena, tiene a su cargo bandas como crack family, por ejemplo. Yo lo vi crecer así como vi crecer a Sebastián. Obviamente pues otro contexto, otras influencias y otros tiempos. Para mi también es un proceso chimba como mc., como volver a renacer, explorar ciertas cosas, reconfigurar y repasar cosas que uno va formando a través del tiempo de rapeo.

 

Diez Cero Uno: La línea que ustedes manejan en el disco es muy definida. Los beats y la manera de rapear se mantienen durante toda la grabación. ¿Cómo ustedes plantearon el estilo que querían tener en cuanto a la producción, las líricas y lo demás? ¿Qué creen que es lo que hace característico este proyecto?

El Kalvo: Estilísticamente hablando, siento que yo he tratado de aproximarme a mi propia voz. Capturar en una letra, pues, la elocuencia que logro tener cuando improviso. Por mi parte, como compositor... en estos momentos de mi vida me siento más libre improvisando que escribiendo. También trato de explicarlo en el disco. Por mi parte mi exploración era tratar de hacer lo más fresco posible. O sea , lo más elocuente, sincero y profundo en mí, y por ende personal.

Hablando por el Tripa diría que es un estilo que, así como todo lo que el man ha hecho durante estos 15 años, le vale huevo todo. Le valen huevo las reglas, sus flows, sus vueltas. El man está haciéndolo visceralmente, diría yo si pudiera describirlo de alguna manera. Siempre con una competencia y con un ansia de abarcarlo todo, como de bombardear y de insistir, de acribillar casi que la ciudad. Que si usted se viene para aquí para suba se va a dar cuenta que la vaina casi que es un monopolio. Y lo digo muy desde mi opinión. Sebastián es una persona muy humilde en ese sentido. En el rap si las bota por ahí, pero yo personalmente pienso que el man es uno de los más bombarderos y de los más cojonudos. De los más…gonorreas, si me entiende? Gonorreas probones. Probón, diría yo que es la palabra para describir el estilo del Dwellas en el graffiti. Y eso se traduce al rap y a otros aspectos de la vida del man. Creo que su rap es un reflejo de eso y es una explosión así como Prrrraaaa, como de alguien que la hace y se nota, se ve por ahí. Entonces creo que se retrata en el estilo del man como rapero. Y digamos que para concluir, como por todo el disco, yo diría que es un compendio de una época, más o menos de dos años, pero que la capturamos en 6 meses. La condensamos y la tradujimos en ese compendio de 17 totazos.

 

Diez Cero Uno: Ya que me habló un poco de lo del nombre, y de los 17 temas. Qué tan importantes son para ustedes esos números y que puenden representar? ¿Qué importancia tiene para ustedes ser tan incisivos con esos números?

El Kalvo: Pues, los números surgieron como una coincidencia de cosas. Porque digamos que yo he estado adentrado en el estudio de la geometría pero tampoco es que sea un sabiondo del asunto. Digamos que soy un poco más perceptual en ese sentido, más sensitivo. Como que la geometría siempre conducirá a la armonía y a la perfección universal. Entonces pues esas cosas influyen mucho. Digamos que pues el significado de los números es obvio. El uno es la unidad, la matriz, dios. El siete pues también es un número sagrado, con bastantes implicaciones, genéticas incluso. El cero pues es la nada y el todo, es un concepto casi que maya. Los manes creo fueron los primeros que salieron con el cuento de la nada. La nada el todo, el círculo, empezar, terminar. Y pues el tres, la trinidad, triángulo. Hay muchas cosas que se pueden aprender e intuir naturalmente con los números, porque son lógicos. El universo es perfecto, los números son perfectos porque son un reflejo de como es el universo. Cero estrés, diecisiete cero es tres, cero es tres. Hay como bastantes juegos que han ido surgiendo, sin intención, como consecuencia del estudio de la palabra ¿si? Entonces ha sido un proceso, una espiral.

 

Diez Cero Uno: Para terminar y teniendo en cuenta todo lo que han mencionado sobre 1703, los estilos y la manera en la que lo hacen. Si ustedes tuvieran que definir el tipo de rap que hacen ¿cómo lo llamarían?

El Kalvo: Rap Rolo.  

 

1703 - Achaques (Video Oficial) x Hecho Memoria