Así Suena Una Espiral

Texto por: Fabián Ávila

Fotografías por: Laura Gómez

El sábado 19 de agosto tuve la oportunidad de estar presente en un showcase privado de Espiral que tuvo lugar en Matik Matik. Acepté la invitación que me hizo El Kalvo con la curiosidad de saber de qué se trataba ese show. Por supuesto que el man algo tenía que ver y, por algo que había pillado por ahí, sabía que era en compañía de instrumentos y de otros mcs. Sin embargo no tenía muy clara la cosa.

Llegamos ese día un poco antes de las 10. Al frente estaba ya un parche reunido. Entramos al Oxxo que queda ahí en la esquina y compramos un par de polas. Ya sabía que en ese tipo de eventos nada comienza puntual y el grupo afuera me lo comprobaba. Sin embargo estábamos a la hora que aparecía en el cartel por si decidían ser atípicos. Decidimos dar otra vuelta, el nuevo código siempre azara un poco y lo mejor es que no lo cojan a uno mal parqueado, quieto.  

Volvimos y el parche al frente. Nos quedamos afuera un rato, analizando cómo se veía la cosa adentro. Gente que charlaba y mojaba la lengua con cerveza. Llegó TSH en bici, nos saludó, saludó a otro parche y entró. Nos acercamos al grupo y saludamos al Kalvo. Hablamos un toque sobre el nuevo disco. Me compartió algo de su pola. Luego una desconocida se acercó e hizo lo mismo, invitando a varios que estaban ahí. La conversación continúo. Al rato llegó Pezcatore de Rap Bang Club y un momento después aparecieron Los Niños Invisibles. Me preguntaba si se iban a presentar.

Pasó un rato más y entre algunos cigarros, charla y más pola esperamos hasta el inicio del show. Como a las 11:30 salió El Kalvo advirtiendo que ya iban a comenzar, único aviso que haría a las personas entrar. Cruzando la puerta, en el escenario, estaba TSH con el micrófono. Con él estaban un baterista, un bajista, un guitarro y otro man produciendo sonidos de máquina. No me había equivocado en lo de los instrumentos. Desde que conocí a The Roots siempre me pareció muy valioso pillar a un man rapeando en compañía de guitarra, bajo y batería. El sonido de un instrumento interpretado en vivo, así no sea acústico, siempre será mucho mejor que lo que produce una maquina. La voz era acompañado de unos sonidos muy jazz, como de algo de experimento, de esa arritmia que nunca dará un beat de computador.

¿Sería esto rap? Por momentos pensaba que no, y eso era lo mejor. De momento era más cercano al jazz.

Luego de TSH se subieron Los Niños Invisibles. Los instrumentos seguían sonando y comencé a tener pistas. Un grafitero le daba paso al otro para soltar sus rimas. Las líneas aparecían de uno a otro tono grave. Un formato de trío convencional, pero sin trajes ni cuerdas. Un trío de graffiti y rap.

L.N.I. le dio paso a El Kalvo a quien, en mi opinión y debido a su estilo para soltar frases, mejor le sentó la compañía de los otros tres músicos. Sus gestos, su tono y los tiempos en los que se movía, se juntaban muy bien con los sonidos que salían de los músicos detrás suyo. Fue durante su presentación cuando más dudé de estar frente a un show de hip hop. La atmósfera era más experimental, más vívida. Estaba frente a un show de MÚSICA en vivo, de eso no había duda. Una propuesta muy interesante en medio de todo el Boom Bap que hay en el país, que aunque no deja de ser bueno, suele tornarse, excluyendo a ciertos diestros que hay en la escena, repetitivo y predecible.  

Se subió al escenario Tinta y creí entender la cosa. En definitiva el show central era el de los músicos. El formato se mantenía. El sonido continuaba, como la espiral. Solo con pequeños cambios de rumbo que daba cada mc para no permitir que la línea se cerrara sino que continuara. Al final de las rimas estuvo pezcatore, quien con los instrumentos es otro que se desenvuelve muy bien. Y creo que es porque ya tiene la experiencia, lo cual es evidente. Los músicos continuaron tocando un rato más y el kalvo se subió a hacer beat box después de haber pedido permiso.

Al final salimos de nuevo a parchar y charlar frente al lugar. Al ratico llegaron dos policías en una moto. Pidieron papeles a todo el mundo, afuera y adentro. Estuvieron sentados dentro del lugar hasta que no tuvieron nada mejor que hacer que irse (sin soborno). Después de los manes salimos nosotros.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Quise saber si estaba en lo correcto con el asunto de la espiral así que me contacte con TSH para que me hablara al respecto y según lo que me dijo, no estaba equivocado:

“Espiral es un proyecto musical que nace en Chile con Giuliano Ferreira, Marcelo Troncoso y Sebastián López y nace como un proyecto de improvisación en el cual la creación se va dando de forma in situ, o sea, en el momento como algo muy espontáneo. (…) Lo que tiene un show de espiral es que se sabe dónde comienza pero no se sabe dónde termina.”

  • Espiral - Espiral
    Espiral - Espiral
  • Espiral - TSH Sudaca
    Espiral - TSH Sudaca
  • Espiral - Los Niños Invisibles
    Espiral - Los Niños Invisibles
  • Espiral - El Kalvo
    Espiral - El Kalvo
  • Espiral - Espiral
    Espiral - Espiral
  • Espiral - Tinta
    Espiral - Tinta
  • Espiral - Pezcatore
    Espiral - Pezcatore