Proyectag - Un Documento En Proceso

Por: Fabián Ávila

Un día, en algún evento de graffiti que ya no recuerdo, conocí a Jhonatan Puerto, un man que andaba con unas pequeñas libretas pidiéndole firmas a los escritores. Desde entonces me ha interesado su proyecto. Si hay una cosa que hace falta en estos momentos, son documentos serios acerca de la escena, material y opiniones que sirvan para observarla, analizarla, criticarla.

Siempre que me encuentro con el man hablamos de graffiti, de lo que ha pasado en la escena los últimos días, de lo que hizo este o tal escritor. El diálogo es importante siempre, porque sirve para construir conocimientos, para derribar o elaborar conceptos. En lo que hablábamos desde hacía tiempos había propuesto esta entrevista. Una entrevista que tomó mucho tiempo del esperado porque la tuve que hacer dos veces. Perdí mi celular y con él el audio de esa conversación. No quise hacer algo de memoria.  A pesar de los inconvenientes, nos reunimos un buen tiempo después para hablar de lo mismo: su libro.
 

Diez Cero Uno: ¿Para usted qué es un tag?

Jhonatan Puerto: Es un registro que se deja en la calle. Porque no necesariamente tengo que hablar de que tiene que ser algo de letras o algo así. Pero si pienso que es un registro que usted lo puede hacer de diferentes maneras, en diferentes espacios, con diferentes formas de hacerlo, pero intentando dejar un registro, un “yo pasé por acá”. Pienso que eso es un tag, porque no necesariamente estamos hablando de letras, ¿no? También podríamos hablar de que un character puede ser un tag también.

 

Diez Cero Uno: ¿Por qué usted decide hacer un proyecto específicamente con los tags y no con otro tipo de cosas que se ven también en el graffiti? ¿Por qué descartó todo lo demás?

Jhonatan Puerto: Porque todo el mundo empieza haciendo un tag y genera un estilo haciendo un tag. Genera un criterio, genera un renombre y genera una identidad. Después de generar eso, pues, ya usted empieza a evolucionar en otras cosas, en el qué, en el porqué, el querer hacer las cosas. Entonces pienso que lo primero que usted hace cuando usted dice que va a hacer graffiti, es un tag y es lo más efímero que puede haber. Además de eso, pues, ¿por qué lo hice?, pienso yo que también es importante que no había un libro de tags, ¿si? Y que aparte de eso, independientemente de que la gente haga muralismo, stencil, street art, letrismo, y podría seguir hablando de x cosas, siempre va a estar acompañado de un tag y pues me pareció como muy interesante esa parte ¿no? También que, pues, el tag va de la mano de todo y fue por eso. Porque los puedo identificar y puedo generar un renombre con ello, con los tags.

 

Diez Cero Uno: ¿Qué busca el proyecto? ¿Cuál es la meta y dónde termina?

Jhonatan Puerto: La idea, como lo veníamos hablando, es encontrar a ciertos artistas que verdaderamente se me hacen a mí importantes dentro del proyecto y el fin como tal, es realizar una publicación referente a los tags e intentando llevar a cabo un juego dentro de ese libro el cual involucre, con fotografías y de pronto alguna serie de textos, la combinación de la cantidad de estilos, que conlleva a un tag simplemente. Y como lo venía hablando en la pregunta anterior, ver cómo ese tag se convierte en un estilo, llámese muralismo o ilustración, o llámese lettering y bombing bogotano, que también está, como te digo, bien arraigado con los tags. Entonces siempre es querer hacer ese libro, ese libro que yo nunca he visto en Bogotá, ese libro que me habla de referentes, que me habla a mi de tipos, de personajes, de personajes de la calle, de cierto tipo de graffiti que a veces la gente piensa que porque es underground y es escondido entonces no es válido; como también exaltar a esos artistas que lo hacen día a día con muralismo, con gran formato, con cosas que también son muy interesantes y que también, más allá de eso, también están dentro del graffiti. Intentandolos involucar a todos, que eso es también una esencia dentro de este proyecto. Teniendo mucho como visión que sean registros únicos y personales, porque todo el mundo toma fotografías de los tags, mientras que mi fuerte dentro de esto es que el tag es único y me lo brindó directamente el escritor. Contextualizando eso creo que voy a llegar a tener una publicación con mucho estilo y es lo que yo quiero llegar a tener: una publicación, escrita o visual, con bastante estilo y con la cual la gente se puede documentar porque lo considero así, un documento.
 

Diez Cero Uno: Cuáles han sido las principales dificultades de un proyecto como este?

Jhonatan Puerto: La estupidez del pensar que uno tiene que hacerlo solo. La economía dentro de un ser humano es una dificultad. Porque, nada, yo también trabajo y demás, y también para documentar la calle Fabián, usted sabe que hay que involucrar mucha noche o fiesta como tal, mucha vagancia, mucho mamarse la calle entonces pues no es fácil. También me ha tocado, desde pagar UPJ en adelante, como también me han robado mi cámara, par de cámaras muy buenas, se me han perdido registros. He tenido malas experiencias como la que le contaba ¿si? porque para mi eso es una mala experiencia. Y eso son cosas difíciles dentro de esta vaina. Todas esas cositas también pienso que me han hecho crecer, dentro de lo que yo busco en el proyecto y es: originalidad, estilo y demás. Y seguir aguantando la calle es divertirse, entonces también hay que divertirse un poco. No hay que tampoco pensar que todo es malo y como usted me decía hace unos minutos, es mejor darle tiempo al tiempo y simplemente disfrutarlo, más allá de la falta de dinero, de la falta de recursos, para querer hacerlo... Vale chimba mientras uno siga evolucionando. Entonces más allá de todo eso no me puedo quejar.
 

Diez Cero Uno: ¿Cómo describe la experiencia de ver a un escritor haciendo el tag en sus ojos, frente a verlo en la calle, sin saber quién es, cómo lo hace, qué tiempo se toma?

Jhonatan Puerto: Cuando yo empecé esta vaina, me shockie, logicamente. Es que hay miles de escritores en Bogotá. Esta lista refleja mil pero hay muchos más. Lo que pasa es que uno tiene que mirarlos con constancia, después de que uno los ve ya en acción y, primeramente créame, así suene estúpido, pues, uno es como: “ah es un ser humano”. No es inmaculado no tiene que mover un pie o algo así pa hacer ese trazo. No, o sea, el graffiti ya se inventó y es una experiencia que, yo la he vivido con algunos escritores, es inigualable. O sea, ver que te pasan la libreta, y que ya la insistencia de cuántas veces le pediste un tag y cuántas veces te lo negó y “aghh venga lo hago” y como después verlo en la calle pienso que es indiscutible, maravilloso. Pero lo que saco de ahí es lo que yo veo posterior al tag. Yo vi el tag y vi el estilo cómo lo utiliza y demás y de ahí me puedo referenciar a lo que hace. Hasta cómo es como persona, que pienso yo, hay taggers muy serios, que tu los ves y dices: “ese man debe ser como serio, como muy recto” o sea, te expresa eso. O ver a las chicas con esos tags más curvilíneos, ver lo tiernas que son… Eso también va en la esencia del graffiti porque es que es eso. Es que el graffiti es tan efímero que tu dejas algo en cada trazo. Y eso es lo que yo he llegado a ver dentro de este tema, ese fondo. Y eso es lo que quiero con la publicación, que vean ese fondo detrás del tag.

 

Diez Cero Uno: Hablando de esa oportunidad que usted tiene de ver a los graffiteros en ese ámbito personal, ¿usted podría llegar a decir qué tipo de personas son las que hacen graffiti?

Jhonatan Puerto: Por supuesto Fabián. Las personas somos jóvenes, emprendedores, siempre con metas, con propuestas, con anécdotas, con trabajos duros. Vea, he visto médicos, ingenieros industriales, he visto diseñadores gráficos, hay desempleados, en fin… Y todo eso también lo lleva al graffiti. Y es muy interesante porque uno llega a conocer a la persona. Y eso también me ha quedado dentro de esta vuelta, me han quedado muchos amigos. Esto también me divierte. “Esto lo hace tal persona…” O saber que tal persona no fuma weed, o tal persona le encanta para subirse a un techo, uno llega a conocer a la persona sin ninguna duda.

 

Diez Cero Uno: ¿Usted siente que esos documentos, o ese gran documento que está haciendo, si logra tener algo de lo que es el graffiti en Colombia? Hablando específicamente de Colombia, o si quiere, hablando de Bogotá.

Jhonatan Puerto: Yo tengo una cantidad de registros que yo pienso que es difícil catalogarlos. Pero, pues, lógicamente, de algo servirá. Estamos viviendo una época del graffiti muy buena.Ésos documentos servirán para algo. Hace unos días estaba yo mirando uno de los libros que a mi me parecen interesantes dentro de la cultura acerca del graffiti bogotano y es de 1987. Ése documento es muy importante. Y ver que por ejemplo Cuatro (AEC) me hablaba de ese documento... Entonces nunca va a ser, en el tema documental, más allá de otras cosas que uno podría documentar, como por ejemplo la fotografía o de pronto la arquitectura. No… eso son cosas que van evolucionando muy rápido.  El graffiti ya se inventó y tiene esos parámetros. Lo que tu documentes siempre va a ser importante dentro de la cultura. La gente siempre lo va a referenciar de alguna manera.
 

Diez Cero Uno: Pero a lo que me refiero es, digamos, ¿usted cree que una persona que de pronto no vive en Bogotá, o un escritor de otro país, podría llevarse un resumen de lo que es el graffiti en esta ciudad a través de un documento como el suyo?

Jhonatan Puerto: Claro, porque yo miro la lista y lo que te decía ahorita, yo miro la calle y miro eso.  Lo mismo el latino que pasa mucho por Bogotá y se enamoró. Son personajes que no están acá pero creo que lo van a apreciar. Igualmente yo siento como bogotano que, lógicamente, esto que hice es para la cultura bogotana. Para el graffiti bogotano como documento dentro del graffiti bogotano. Pero lógicamente, si se lo llevan para otro lado y demás, pienso que, si claro, van a encontrar referentes,referencias y al menos, el mexicano que se lleve el libro:  “ahh si ese man ha pintando acá”, “se parece al tag de ...” A eso voy, porque el graffiti es muy universal. Quién me dice que no ha visto un tag parecido en otro país. ¿Me hago entender? Creo que si se llevan el libro, la gente lo puede valorar como eso, como un documento.

 

Diez Cero Uno: Hablando de los documentos. ¿Usted cómo ve o para usted en qué estado está la documentación que se ha hecho sobre el graffiti?

Jhonatan Puerto: Lo que se estaba haciendo antes era mejor que lo que se está haciendo ahora, pienso yo. Porque a veces se pierde el hilo de lo que se quiere documentar. Como lo que estábamos hablando de este otro personaje incluyéndose dentro del mismo artículo, o sea, es estúpido, por ejemplo. Entonces se pierde el hilo de lo que se quiere documentar. Estoy seguro que si ese man hubiera hablado de, por ejemplo, los personajes de los cuales nosotros hablamos, de pronto no hubieramos tomado el articulo tan mal como lo tomamos. Entonces es eso, la gente cuando iba a hablar de x tema antes, lo hablaba más general. Ahora la gente es como más a autoelogiarse, o a elogiar algo que le gustó personalmente más no generaliza. Por eso en mi proyecto precisamente generalicé. Porque es que si no estaría catalogando ciertas cosas. Sería perderle el hilo a esta honda. La gente tomaba buenas fotos, ahora toman fotos de los amigos o de lo que le gustó. Le falta como que complete más.

 

Diez Cero Uno: ¿Ha tenido algún raye con alguien por esto del proyecto?

Jhonatan Puerto: Claro. O sea, no voy a hablar de con quienes. De hecho ya he evolucionado en ese trato dentro del proyecto. Pero claro, ha sido muy complicado el tema de clandestinidad. Por conceptos. Con ilustradores, muralistas, precisamente por lo mismo. Porque yo tengo una cualidad, o un defecto, y es ser muy sincero. Entonces a mi se me acerca el artista y me pregunta qué me parece y yo le contesto qué me parece. O hablamos del tema y si hay algo que no me parece, pues, me parece que con cierto respeto uno debe decírselo. Entonces también pienso yo: lo mismo que ellos también han tomado, y digo ellos como la escena y en algunos casos los crews, han tomado el raye personal por huevonadas de pronto que se publican en redes sociales. Porque me dijeron, que es que me dijeron que usted dijo, más no por algo que yo haya hecho en general. Porque es muy difícil estar rayado documentando, diferente que si usted en este momento estuviera haciéndole una entrevista a un escritor diría: “si por bifiarme tales cosas….” Lo mío es más por un registro, por lo que han hablado, más no por otra cosa. Pero las cosas han evolucionado para bien y siempre pienso que esas cosas me han hecho crecer en el proyecto.

 

Diez Cero Uno: ¿Cuáles son los buenos resultados que para usted ha obtenido el proyecto?

Jhonatan Puerto: Siempre digo que la calidad va más allá de la cantidad de gente. La cantidad es un número. Pero pues muy importante y es algo que hay que valorar. Hace poco me encontré con una amiga con la que llevaba sin hablarme como unos cuatro años y también le gusta mucho el graffiti. Le contaba yo acerca del proyecto y me decía: “¿tiene 1200 personas involucradas? No sea hijueputa” O con la persona con la que le tomaba alguna foto: “Qué chimba huevon” Eso también a mi me parece que… esas subidas de ánimo... Y la cantidad de registros que yo tengo es muy buena. Entonces pienso que esas dos cosas. ...Y anécdotas maricas que a uno le quedan, que pienso que también lo hacen crecer a uno mucho como persona.
 

Diez Cero Uno: Una de esas anecdotas…

Jhonatan Puerto: Además de la que le conté, una vez que estaba yo jartando y me encontré a unos personajes por la 30 pintando un techo. Y yo “marica déjeme acá” y me bajé y los manes pensaron que quién sabe yo que era y cómo me bajo de un carro así a la loca. Y salieron corriendo. Cuándo me encuentro eran, pues, dos capos de Bogotá, muy buenos escritores, Era la primera vez que me los encontraba y: “qué va, ahora nos acompaña” O la vez también... Me hizo recordar. Amigo de ellos que me dice “mucho gusto soy tal escritor” y yo abrí los ojos como “uy que chimba que casualidad” Entonces le comenté el proyecto y me dice “ah severo” Y me dice: “no pero espere” Cuando se empieza a subir uno, el otro, le digo, pero venga regaleme un tag y me dice: “subase allá y le regalo el tag” Y yo: camine. Esas cosas me quedan a mi, Igual son registros. O el día que se me quedó la libreta entonces me tocó en otro lado… en fin…

  • Proyectag - Un Documento En Proceso
    Proyectag - Un Documento En Proceso
  • Proyectag - Un Documento En Proceso
    Proyectag - Un Documento En Proceso
  • Proyectag - Un Documento En Proceso
    Proyectag - Un Documento En Proceso
  • Proyectag - Un Documento En Proceso
    Proyectag - Un Documento En Proceso
  • Proyectag - Un Documento En Proceso
    Proyectag - Un Documento En Proceso
  • Proyectag - Un Documento En Proceso
    Proyectag - Un Documento En Proceso
  • Proyectag - Un Documento En Proceso
    Proyectag - Un Documento En Proceso
  • Proyectag - Un Documento En Proceso
    Proyectag - Un Documento En Proceso
  • Proyectag - Un Documento En Proceso
    Proyectag - Un Documento En Proceso
  • Proyectag - Un Documento En Proceso
    Proyectag - Un Documento En Proceso