Diez Cero Uno Graffiti Respect - Bogotá 2017

Por: Fabián Ávila

Este ha sido uno de los artículos en los que más me he demorado. En esta ocasión no fue porque no hubiera un nombre en la cabeza o hubieran muchas personas a las que podría elegir y eso generara algún tipo de dificultad. En realidad a Load lo tuve en la mente desde mucho antes que acabara el 2017 y pues aunque hay mucho graffiti en Bogotá, tampoco se puede decir que haya muchos nombres que en realidad estén generando algo interesante. La demora era porque cada día que pasaba veía algo más que debía agregar, una pieza, una foto más que tenía que tomar, o una sensación de que había algo que faltaba para poder dar a entender completamente mis ideas. Es un escritor tan completo que tratar de enmarcarlo es algo más bien complicado. Aquí el intento:

 

TAGS

Como lo mencioné hace un tiempo atrás en otro artículo que hablaba del asunto, el graffiti en Bogotá ha pasado a un estado en el que parece que lo más importante es el bombing. Por supuesto eso no es nada malo, si algo me ha gustado del graffiti desde que lo conozco es el bombardeo, ese “estar en todo lado”. Lo que veo acerca de esto, es que en ese afán de abarcar y de visibilidad se fueron perdiendo cosas interesantes como los buenos tags, las producciones, los bloques, y así suene paradójico, hasta las buenas bombas. El graffiti que se ve hoy es como una mezcla entre Quicks y T-ups que no permiten hacer muy bien una diferenciación, pero es lo que está pasando.

Sin embargo, últimamente he vuelto a ver personas interesadas en los tags, de ahí salió una sección que está en curso y algo quedada que es De Tags, de la cuál prometo, tendrán noticias en los próximos días. El primer escritor que se mostró, después de una introducción al tema, fue Load, quien para mí especialmente, es quien lo ha hecho mejor a lo largo de 2017. Para comprenderlo, los invito a que vean la nota correspondiente de la primera entrega de este especial que está en proceso. (Click aquí para ver De Tags#2). Algo que olvidé mencionar en esa publicación fue que en las firmas de este escritor, hay una reiteración del Spot. Es decir, al no haber una pieza de mayor tamaño, hay varios tags en el mismo lugar. Se puede ver, por ejemplo, bajo el puente de la calle 63 que cruza la 68, tags en los dos lados del puente y también en el medio. En ocasiones lo hace con distintos colores para hacerlo más interesante. Load también reitera el lugar insistiendo en el mismo objeto donde se hace el graffiti, como hizo por la autopista norte: pintando muchos postes seguidos con su tag.

BOMBING

Algo interesante de Load, y que permite diferenciarlo de otros escritores, es que no es un escritor de temporadas. Es un graffitero que está siempre presente en las calles. El último año lo hizo, y creo que de manera muy contundente, a través de los tags.  Ya habíamos hablado del bombing de este man hace un tiempo atrás como parte de nuestro especial Bogotá Bombing Squad (Click aquí para ver Load - Bogotá Bombing Squad) En ese entonces más enfocado en los ácidos pero que al igual que en el momento, aplica para lo hecho en el último año.

PIEZAS

La parte más interesante del trabajo de Load en el año anterior son sus piezas. Si bien el graffiti ya posee un lenguaje, una estética que funciona bien y que se caracteriza, como por ejemplo un cromo, unos drips, un t-up bien relleno, siempre es refrescante ver alguna propuesta que lleve estas características un poco más allá, las haga más interesantes.

Y el aporte que le hace Load a la escena del graffiti en Bogotá está en la parte de los rellenos. Aunque hay algunos intentos hechos por algunos miembros de la escena en la ciudad, nadie lo ha trabajado mejor. De pronto esto tiene que ver con el bombing, el hacerlo rapido y demás. Nuevamente no digo que esto no sea válido, hace parte del graffiti y de la manera en la que se da en nuestro país. Pero a ratos hace falta, además de unas buenas letras, una propuesta visual que motive:

Y si esto no motiva a nadie, no lo reta, no lo hace pensar un poco distinto su graffiti, entonces quién sabe qué cosa tenga en la cabeza y seguro parecería incomprensible. Si hay una crítica general que he percibido en esta época, es que no se trata solo de hacerlo, sino de hacerlo bien, de generar una propuesta. Y la propuesta de Load, en el momento es la más interesante de la ciudad. El trabajo que hace en prácticamente cada relleno de sus piezas es muy claro. Es en sí un trabajo de color, de composición y viéndolo desde el punto de vista de las artes, un ejercicio de pintura.

 
  • LOAD - Graffiti Respect 2017
    LOAD - Graffiti Respect 2017
  • LOAD - Graffiti Respect 2017
    LOAD - Graffiti Respect 2017
  • LOAD - Graffiti Respect 2017
    LOAD - Graffiti Respect 2017
  • LOAD - Graffiti Respect 2017
    LOAD - Graffiti Respect 2017
  • LOAD - Graffiti Respect 2017
    LOAD - Graffiti Respect 2017
  • LOAD - Graffiti Respect 2017
    LOAD - Graffiti Respect 2017
  • LOAD - Graffiti Respect 2017
    LOAD - Graffiti Respect 2017
  • LOAD - Graffiti Respect 2017
    LOAD - Graffiti Respect 2017
  • LOAD - Graffiti Respect 2017
    LOAD - Graffiti Respect 2017